Aunque no fuese "maño" no me negarán los amigos de esta hermosa región, que Kraus le da un toque especial y espectacular a esta jota de zarzuela.

Los de Aragón es la zarzuela que he escogido para retomar nuestro paseo por el género lírico español por antonomasia.

Alfredo grabó esta obra del  maestro José Serrano en el año 1977 y junto a él formaban parte también Enrique del Portal y la soprano Dolores Pérez. La orquesta es la Manuel de Falla y la dirección corrió a cargo  de Enrique García Asensio.

Va por todos vosotros y en especial  por todos mis amigos aragoneses.

 


 

Agustín. Cuántas veces solo
entre las chumberas
el afán me mintió:
"Pronto ha de llegarte
la carta que esperas".
Pero aquella carta no llegó.
¿Es que me ha olvidado?
¿Es que no me quiere?
¡Virgen mía! ¿Por qué?
Y loco de pena
yo busqué a muerte.
Pero más tranquilo, pensé:

Los de Aragón
no saben qué es llorar;
los de Aragón
no saben qué es gemir.
Los de Aragón
no caen sin luchar.
¡Pecho a la vida!
¡Hay que vivir!
Olvida tu querer.
¡Arriba el corazón!
Canta las penas
que más te hieren;
porque así quieren
los de Aragón.

Por fin una carta,
que no era la de ella,
la verdad me contó:
"La que tú querías,
por ti mala estrella,
sin piedad su casa abandonó."
Pero, ¿cómo pudo
tan buena y tan pura
olvidar lo que fué?
Aún el alma mía
perdonar quería.
Pero más tranquilo, pensé:

Los de Aragón
no pueden olvidar;
Los de Aragón
no pueden transigir;
Los de Aragón
no pueden perdonar.
¡Basta de dudas!
¡Antes morir!
Olvida tu querer.
¡Arriba el corazón!
Sufrir ofensas
que el honor hieren,
mejor morir prefieren los de Aragón.